jueves, septiembre 15, 2005

"Trabajo" parlamentario

Este tema no es nuevo. Por lo mismo no debiera sorprender. Pero sigue molestando y refuerza mi punto de vista sobre los parlamentarios. ¿Acaso vale la pena acudir un día domingo a elegir a uno de estos señores? Y si voy más lejos, ¿merece alguno de los políticos que yo con un voto (más otro y otro y otro) les permita llegar a ganar impresionantes sumas de dinero por un trabajo que a todas luces es deficiente?

Hoy dos noticias nos hicieron recordar (porque a estas alturas para nadie es un misterio) el cuestionable desempeño de los señores diputados y senadores. Ambas, justo días después de que más de 200 candidatos a ocupar estos puestos se inscribieran como tales en el registro electoral.

La primera consignó la ausencia de 84 congresistas de la Cámara Baja a una sesión ordinaria (esto es como un día de trabajo laboral común y corriente) lo que obligó a su suspensión.

La segunda, fue hoy. Cinco senadores de la República no acudieron a una reunión fijada "con suficiente antelación" donde el Director de Presupuesto Nacional les explicaría los detalles del anuncio del Ministro de Hacienda en la víspera. La sesión también se suspendió.

Si Domingo Pérez (quien seguramente no sabe lo que es un blog) no acude un día a su trabajo en la construcción del edificio en Manquehue con Cerro Colorado, probablemente será despedido y dejará de recibir los 127 mil quinientos pesos que le pagan como sueldo mínimo.

Si Daniela Aránguiz (quien no tiene blog porque no quiere) falta considerablemente a su trabajo en un medio de comunicación, seguramente será rescindido su contrato como colaboradora y dejará de ganar los 350 mil pesos que recibe mensualmente.

Es probable que ni Domingo ni Daniela existan, pero sus casos sí que son reales. Y de esos hay muchos.

¿Por qué entonces tanta injusticia? Mejor dicho, ¿hasta cuándo soportar tanta injusticia?

Según una publicación de El Senado, el sueldo de los honorables asciende a 5.066.527 mil pesos mensuales. Pero los senadores (los diputados también) no ganan eso. Ganan lo que se llama una "dieta parlamentaria", definida como "la compensación en dinero que los Parlamentarios reciben. Ésta es equivalente a la remuneración de un Ministro de Estado, incluidas todas las asignaciones que a éstos correspondan" (+).

Así, gracias a la asignación por traslados, gastos personales, gastos de oficina y bienes de consumo, un senador puede llegar a recibir mensualmente la suma de $9.000.000 (nueve millones de pesos).

No quiero caer en el típico juego de calcular qué se podría hacer con nueve millones de pesos al mes y, por contraparte, qué se puede hacer con 127 mil pesos al mes. El fin de ese cálculo, me parece, es evidente y todos lo conocemos.

El punto está en exponer mi absoluto repudio y rechazo a la ineficacia del trabajo en el Congreso Nacional. Hasta cuándo los honorables tendrán carta limpia para faltar a las sesiones y con eso retrasar el trabajo de muchas personas y perjudicar los intereses de toda una nación.

No olvidemos que con cada suspensión hay un grupo de diputados y senadores que son pasados a llevar. Porque es evidente que no todos faltan y no todos son irresponsables con sus labores. Entonces también hay un tema de respeto con el compañero de trabajo.

Lamentablemente, los más dañados son los chilenos que el próximo 11 de diciembre deben acudir a elegir a estos mismos señores. Repito, ¿vale la pena dar un voto por una persona que tiene la cabeza puesta en la campaña política y abandona sus responsabilidades laborales? ¿Puede ser posible que esta misma persona gane mensualmente 9 millones de pesos?

No estoy inscrito y así manifiesto mi rechazo por una situación que me parece impresentable, inaguantable, repudiable y absolutamente vergonzosa. Porque si bien para la Constitución no soy ciudadano, sí sigo siendo chileno y noticias como ésta y ésta hacen que la imagen de mi país sea lamentable.

13 Comentarios:

Blogger Verónica Reyes Serra dijo...

Muchos (entre los cuales me incluyo) estamos inscritos sin tener una razón justificada. "Que emoción, tengo 18, puedo votar!" Si pudiera volver el tiempo atrás, sin dudas, no estaría inscrita.

Son trabajadores privilegiados, y que están ahí recibiendo una remuneración considerable gracias a la inocencia de un montón de personas que van a colocar una rayita al lado de su nombre. Para qué hablar de la lejanía de estos señores con el punto geográfico al cual representan... si uno con suerte ve al alcalde por ahí.

En fin, es parte de los vicios de la política. Y mientras no culturicemos a este país a ser más eficiente en todo ámbito, las cosas no van a cambiar.

PD: es cierto lo que le decía en la tarde: tenemos el mal de Peter Pan, pero hacemos y sentimos cosas de grandes, sin dejar de ser unos niños que se niegan a crecer. Me agrada todo esto.

Un beso y un abrazo (pero de los fuertes, eso si)

*T.E.M.E*

15/9/05 22:07  
Blogger Pepet el Anacoreta dijo...

Yo creo que lo mínimo que un senador de la República debe ganar son esos 9 millones que los hacen menos comprables que si ganaran poco.

15/9/05 23:00  
Anonymous óscar dijo...

ok, entiendo su pto de vista estimado sr....

pero,

creo igualmente q es necesario hacerse parte de la politica, porque este lamentable tipo de situaciones solo se cambian desde dentro, y no desde afuera.
entonces, aunque aborresca a los politicos (no se si más que a los militares), siento q debo votar, q es lo minimo para dpues poder echar mierda contra los honorables.

por último ¿q haría yo con 9 guatones?... es una buena pregunta, podriamos hacer una votación.
Yo gastaría $250.000 en traer un chimpance de contrabando desde africa para que me represente en el senado y vote por mi (no creo q sea tan dificil parecer serio y apretar un botoncito para votar), y me iria a despilfarrar el dinero a algún mall... igual bien, no?

15/9/05 23:52  
Blogger Sr. Herrero dijo...

El tema merece debate nacional porque por lo menos deberían recibir un castigo económico si faltan sin justificación!

16/9/05 10:27  
Blogger tuto dijo...

es impresentable que a estos señores les tengamos que decir honorables, cuando no se respetan ni a ellos ni a sus compañeros de labores...

Siento que el tema es de interés general y los medios los minimizan a notas de cuando en cuando, porque obviamente las notas de crónica roja son más leidas - vistas...

En fin, un asco...

saludos cordiales

16/9/05 16:19  
Anonymous Pablo Esquerré dijo...

Esta irresponsabilidad se debe a que cualquier "mal educado" puede hacer carrera política. Y ahora que lo pienso, nada de mal me vendría ganar 9 palos por ir a calentar una silla, jejeje (así cualquiera)

Bueno, llegué aquí por que me dijeron mira este blog, y este y este. De sobra está decir que en parte se entra a tu blog por ser el "novio de". Recién estoy empezando esta carrera... es sorprendente como le cambia a uno la visión del mundo y de cómo nos plantean las cosas los medios.

Para despedirme, te digo que me pareció muy bueno el cuento que escribiste,,,ese de cuando estas en la U de Conce... y por lo q leia de los otros comentarios, ya sabrás que estas con alguien q no pasa desapercibido,,,cuidela no mas. Mis mas sinceros saludos para ti y para la chica de almacenes paris (pq es la misma de la foto, cierto?...si es asi yo la veia siempre cuando pasaba,,era bien linda)

16/9/05 17:36  
Blogger Erik dijo...

Cada día que pasa, el actuar de los políticos de este país me sigue dando la razón, son todos una manga de payasos, parecen estatuas humanas, hay que echarles monedas para que se muevan.
Aunque no comparto el hecho de no inscribirme en los registros electorales, ya que de lo contrario no podría alegar con todas las de la ley.
Cuando se irá a acabar todo este vicio??? quien sabe... Por eso creo que todos quienes nos sentimos defraudados de la política chilena debemos trabajar en conjunto y así ayudar a que este país crezca de verdad y no para la televisión.
Saludos.

16/9/05 19:30  
Blogger eat-desserts dijo...

Me inscribí en los registros electorales a los 18 (poco tiempo despues de empezar la "democracia") con toda la ingenuidad de pensar de que nuestro voto movia montañas. A los cuantos años me di cuenta de que es una soberana pérdida de tiempo. Para nosotros, los empleados públicos, no hay opción: es obligatorio estar inscrito.
Siendo así, ya no quiero votar nulo o blanco para manifestar mi malestar, sino que quiero votar por algun candidato con algún fundamento (más allá que sea concertacion o no)

¿Por qué tengo que andar buceando en los diarios para leer algo que me sirva pa votar mas o menos informada? Creo que el sueldo exacto de un senador es secreto de estado.
Escuché por ahi que la censura no existe...yo quiero que me lo demuestren!!!!
Escriban de los candidatos y si merecen nuestro voto.

Saludos, feliz 18

Vale

16/9/05 22:46  
Blogger greenlightning dijo...

asi es son cosas que no deberian pasar, pero en este pais los politicos hacen lo que quieren
solo recuerden la vez que la dc no inscribio sus candidatos a las elecciones de alcalde si no me equivoco y redacto de forma urgente una ley que soluciono el problema
tambien por suerte noe stoy inscrito

saluos

16/9/05 23:08  
Blogger la pé dijo...

Sí, da rabia, pensaba justo todo lo que dices...
Pero me quedo con esta parte de tu post:

"No olvidemos que con cada suspensión hay un grupo de diputados y senadores que son pasados a llevar. Porque es evidente que no todos faltan y no todos son irresponsables con sus labores".

Como en todas partes...como en todos lados...
:)
SalU2

18/9/05 18:13  
Blogger Rodrigo Vergara Rojas dijo...

Te cuento mi propia experiencia. Hace como 10 años fui, de puro curioso, a una sesión del senado. Realmente salí algo decepcionado de nuestra clase política. Vi una sesión donde había mucho ruido ambiente, producto de las conversaciones de los parlamentarios mientras se desarrollaba la sesión y sus pares discurseaban. Me llamó la atención ver a un senador leyendo El Mercurio mientras la entonces senadora Olga Feliú hacía una latera intervención, y noté que estaba Eugenio Cantuarias presidiendo la sesión, hasta que llegó Gabriel Valdés, luego de lo cual Cantuarias agarró su maletín y se fue. Recuerdo que Ricardo Hormazábal fue el único capaz de hacer un discurso improvisado, sin necesidad de leer un torpedo.
Por hacer cosas así, a los colegiales los anotamos y evaluamos mal.
Habida cuenta de esa experiencia, no me extraña que se manden numeritos como éstos.

Saludos

18/9/05 19:16  
Blogger ElMozambique dijo...

Eso es sin calcular todo lo que se roban, no se , el mal de Latinoamerica es el mismo, gobernados por gente que se cree sus promesas de campaña y al tener el triunfo ya esta viendo de donde sacar mas dinero, nesecitamos a un Simon Bolivar o un Salvador Allende, ni hablar

19/9/05 18:55  
Anonymous Anónimo dijo...

Interesante opinion, los invitos a votar por la persona que consideren más apto, independiente de la linea de opinion que tengan. Cuando se solucionara esto, el día que las masas populares no se vendan por un "bonito" (bono en diminutivo) de invierno, de chile solidario o por que este candidato tiene bonita sonrisa etc. No olvidemos que "los pueblos tienen las autoridades que se merecen" si no me creen miren a EEUU
abrazos
El anarquista
www.botalos.cl

19/9/05 21:19  

Publicar un comentario

<< Home