viernes, agosto 12, 2005

Es hora de un cuento

Campanil, Universidad de ConcepciónEstá oscuro y sigo sin rumbo claro.

Quiero que haga frío, pero está demasiado cálido para volver a casa. Necesito un trago.

La cantina de "18" sigue funcionando a pesar de los años. Ahí vi el Chile 2 - Argentina 2 de hace dos años ya. Los recuerdos suman y mi corazón sigue botando sangre.

El tipo – cuyo nombre nunca aprendí- me recuerda. Cómo no, si comencé a venir a este lugar cuando las clases de matemática eran reemplazadas por una fuga masiva del colegio que está a la vuelta, por Alonso Ovalle. Ahí conocí el olor del vino, de ese en caja, de ese que no se toma en copas.

Ahí conocí también a esa morena que me quiso enamorar. Pero yo usaba corbata y camisa celeste y cargaba mochila aún, así que no me hizo daño. Que bueno retornar a este lugar. Escapo de mi realidad con olores y colores de tiempos lejanos.

La copa se vuelve a vaciar. Es un Cabernet 2002, gran reserva. Pero esa dulzura no alcanza a llenar mi alma vacía. Me agrada sí, y me hace cerrar los ojos... y volver.

***

Es un día de sol. La luz provoca una sombra larga del Campanil sobre el campo verde de la universidad. Serán pronto las seis, y el viento helado se siente en las manos y la nariz. Ella me abraza y eso me tranquiliza.

Su pelo se eleva al viento y me basta con mirarla para ser feliz. Su presencia es una luz que no tuve antes, es una guía para salir de la oscuridad. Se acerca y susurra mi nombre al oído. "Vamos, te quedaste dormido!". La paz que me daba me hizo abandonar por momentos este lugar.

Llegué incluso a soñar con un día oscuro y un vino suave mojando mi boca. Pero no era vino, sino su beso dulce diciéndome "estoy para quedarme". Yo también le respondo y nos vamos del lugar. No más sueños con días oscuros sin rumbo claro.

Se llama Verónica y para ella es este post.

6 Comentarios:

Blogger Verónica Reyes Serra dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

13/8/05 21:21  
Blogger eat-desserts dijo...

No quiero tocar el violín aqui, pero no puedo dejar de decirte que me lograste emocionar. Escribes con un gran corazón, desde bien adentro...eso es de una gran persona. Me alegra tener la oportunidad de leerte, me alegro haberme topado con tu blog un domingo de otoño en que estaba terminando de perder la fe en la gente. Me alegra saber que hay gente afuera de mi mundillo que puede expresarse con el corazón, que lo tiene lleno de amor para compartirlo con alguien. Me alegra saber que la vida afuera todavia tiene cosas por las que vale la pena levantarse y hacer otra cosa que no sea trabajar y lamentarse por la leche derramada. Tambien me alegra saber que cada vez queda menos de este largo, tedioso y solo invierno.

Sorry!! no lateo más...
Un abrazo
Vale

14/8/05 12:42  
Blogger Chanta TV dijo...

Uno de los momentos más notables del futbol chileno ha sido ese empate 2 a 2 en Argentina, me lo hiciste recordar!!
saludos

15/8/05 02:09  
Blogger Nata dijo...

y nunca fuista al alero? quedaba mucho mas cerca que 18.

15/8/05 21:46  
Blogger ElMozambique dijo...

Siempre es mu bueno visitar el primer bar, recuerdos gratos y a esa edad deseos de ser grande para no llamar tanto la atencion

***
Que afortunado eres de que te escriban unas lineas, como le dije a ella, tengo algo de tiempo visitandolos a los dos y me parecen muy buenos sus sitios , afortunados de estar cerca

Saludos hermano y por cierto, no recuerdas algun partido México-Chile?, creo que han sido pocos

Que raro todavia no termino de escribir y he recibido un comentario tuyo, telepatia?jajaja

16/8/05 10:33  
Anonymous Felipex dijo...

ahora caché la teleserie... esta cuestion está como pa hacer un guión... pobre tio del sure

17/8/05 23:01  

Publicar un comentario

<< Home