sábado, octubre 30, 2004

fútbol con amor

lenny kravitz suena desenchufado por los parlantes del pc de mi hermano, y a pesar de que es un buenísimo disco, se escucha mal... debe ser por los boschmann que le puso mi otro hermano para tener más potencia, según él.

en la tele, tengo puesto el partido entre el Inter y Lazio, pero sin volumen... lo único que he hecho hoy es ver fútbol. desperté con la derrota del Manchester y después vi el empate que apenas logró el Arsenal en los descuentos ante el peor equipo de la premier league.

Barcelona empató a uno, creo, con Bilbao, y ahora el Inter gana uno a cero. en Espn están dando Valencia con el Atlético, pero no lo quiero ver.

Kravitz suena casi tan melancólico como estoy yo. es sábado por la tarde y gasto mi tiempo escribiendo estas líneas para que algún desconocido las mire bloggeando por ahí. mi ánimo no es el de los mejores y aún queda un día muy largo y sin mucho que hacer.

¿cómo mierda llegué a estar así? en mi cabeza se burlan de mí imágenes e ideas de algún tiempo atrás, bastante mejor por lo demás... ¿o es que ahora se recuerda como que fue mejor? tanto pensamiento me confunde mucho y ya casi no sé que es más verdad: el ayer feliz o el hoy desesperanzado.

entre tanta divagación, entre tanta duda y temor, una idea, solitaria, ajena, pero con una enorme fuerza, trata de sacarme de esta depresión: no soy el único que lo ha sufrido, muchos lo han pasado peor, muchos están más arrepentidos que yo.... el mismo Zanetti no quiere creer que el error que acaba de cometer le dio el empate a la Lazio, cuando quedan sólo siete minutos.

sí, el fútbol parece ser lo único que me ayuda a despejar... a olvidar o mejor dicho a tapar esos recuerdos que me atormentan y que tratan por todos los medios de acabarme por dentro; el celular está encendido y basta apretar un botón para reestablecer el contacto con ella. pero ¿de qué servirá? ¿será peor, será mejor, será igual?.... ¿cómo mierda una mina me puede tener así?

voy a caminar, a tratar de respirar, a descansar ya que mañana me toca trabajar. el deshogo en estas líneas queda hasta acá, por hoy no hay tiempo para más... de reojo miro como el Inter deja ir un triunfo seguro.

2 Comentarios:

Blogger Verónica Reyes Serra dijo...

"... tanto pensamiento me confunde mucho y ya casi no sé que es más verdad: el ayer feliz o el hoy desesperanzado".

Dios!, ¿qué te hicieron?

La desesperanza no existe. Es sólo una ráfaga de viento que nos congela la vida en algún momento.

1/8/05 05:52  
Blogger Verónica Reyes Serra dijo...

Oye, saca este post que me duele leerlo (que cabra chica!, pero digo la verdad: me duele)

Amor, no lo saque si no quiere,,si es su blog, está en todo su derecho a dejarlo aquí.

14/9/05 05:21  

Publicar un comentario

<< Home